Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 22 de agosto de 2011

monstruo nocturno




Le monstre nocturne

Se me acabaron los segundos. Ya siento el cambio, se me hace dificil respirar. Me duele el pecho, es indicio que cae la noche. Ya está comenzando a aparecer. Tengo miedo.

Mis ojos arden, mis colmillos punzantes cortan mi lengua. Mi cuerpo yace sombrio y frio tendido sobre mi cama. Está despertando... No puedo más. Tengo que luchar.  

Comienza a tomar forma mi alter ego. Me pide que grite, me demanda que llore, me susurra Soy Yo quien te domina. Mi propio Mr Hyde.

Cada noche de la mano de un costal de carne frio, blando y desolado en la arena del tiempo espera para salir mi infierno personal.  Mi propio Yo lleno de rabia y dolor, mi miedo, mi frustración, mi locura y mi delirio.

Arropado entre las sombras se aprovecha para salir a oler los restos de la ciudad. Tortura mi alma a través de mis inseguridades, y corre por mi sangre sin detenerse. Creyendo que con su avance logra mermar mi espiritu.

Tiene sed de lujuria, de vicios de vanidades.

Entonces es cuando en medio de la miseria una luz golpea mi rostro y las sombras se hacen menos pesadas
Una voz que me dice " Siempre podrás volar con los pies descalzos y el alma desnuda" No necesitas esta carne ni estos huesos. Eres más que todo esto.
Mi corazón... Nunca me abandona. Es puro aunque palpite distinto. Es sincero aunque sea extranjero, es incomprendido aunque se rodee de muchas caras. Siempre está allí para salvarme de mi Mr Hyde.


Y así corren las horas hasta que uno a uno mis miedos se revuelcan en su propio estupor y mi enemigo interno entiende que es tan sólo un reflejo encerrado en lo más oscuro de mi cerebro.

Todos tenemos miedos, TODOS TENEMOS UN MR HYDE. 

El espera silencioso para beber lujuria, violencia, odio.

Todos tenemos un lado oscuro que explorar.

Los dejo. Tengo que ir a enfrentarme con las sombras un rato más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario