Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Tú, mi imposible. Yo, la mala de muchos finales...

"Sabes muy bien que es imposible".

"Aunque no te correspondo respeto lo que sientes".

Entre el recuerdo de tu perfume, tu mirada y tu sonrisa. Dañarme a mi misma pensando en el sonido de tu voz, es un juego que me levanta y me derrumba cómo si fuese una torre en construcción.

Me he quedado sin nada tantas veces que ya he perdido la cuenta, he comenzado de cero casi cada día de mi vida, he deslumbrado todos los rincones con mi luz hasta apagarme. He tratado de sonreir entre sábanas ajenas para darme cuenta que no puedo callar tus abrazos con besos. Ni tus silencios, con frases trilladas.

Desde que amarte comenzó a ser parte de mis días entendí que un clavo nunca sacará otro, si el que tienes clavado en tu corazón es de acero inoxidable.

Es imposible en todos los sentidos, sé que me daña sentir, pero acaso no me daña también obligarme a sonreir cuando no quiero.

¿Estarás ahí?¿Me estarás leyendo?

Lo dudo, generalmente creo que olvidas que estoy en un rincón de tu ausencia.

Y así pasan los años, los días, las horas y sigo caminando en un pasillo lleno de ventanas dónde todos se asoman para gritarme con una voz acusadora hasta detrás de los ojos más enamorados.

- Eres una persona grandiosa

- Cambia.

- Madura.

-Tienes que olvidar.

- Te amo.

- Te odio.

- Eres tan distinta y especial.

- Te quiero.

- ¿Nunca seré suficiente?

- ¡Déjame entrar a tu vida!

- Supéralo.

- Deténte.

- ¿Eres de piedra?

- Vive tu vida y déjalo ir no te merece quién te hace sufrir...

- Déjame hacerte feliz.

- ¿Qué hago mal?

Tengo tanto tiempo lidiando con personas detrás de mí cuerpo gritándome estas frases con amor o con odio, tratando de reparar la via por la que sigo caminando sin voltear, que en realidad no entienden que no estoy rota, no necesito ser reparada. No necesito nada más allá que el amor que nunca podré tener.

Yo me conozco mejor que todos los que dicen "conocerme" y que afirman que mi corazón les ha abierto las puertas. Al final de tantas palabras, son pocas las personas que saben de verdad cuanto puedo llegar a amar o a sufrir. Cuanto daño o bien puedo hacerle a quien se me acerca.

Son tan pocas las personas que de verdad me conocen, que al oir todas estas frases, solo sonrio y respondo en mi mente algo muy distinto a lo que mi boca pronuncia.
Mis metamorfosis aparentes, son solo juegos entre mis sentidos y mis deseos.

Soy una la ladrona de suspiros, un poco de veneno vestido de cordura.

Pero contigo, contigo no puedo correr,me haces debil, tu me encuentras en cada rincón, me dejas sin armas, rompes con tus miradas todas las espinas que me rodean, quiebras con tus manos cada telaraña que tejo para mantenerme lejos del mundo, escribes con tu voz mis sonrisas. Dibujas mi mundo.

¿Irónico no?

Muchas de las personas que hoy me odian por nunca haberme conocido, por haberse ganado solo una versión mia y no mi "YO" al leer esto capaz entiendan que simplemente no eran los "indicados" y que los abandoné al cansarme de "intentar querer" de pretender "amar" de forzarme a ser algo que nunca podré ser. Lamento haber roto uno que otro corazón tratando de reparar el mío que hoy entiendo y asumo que no esta roto solo ausente. No pueden negarlo. Fue divertido al menos mientras duró.

Capaz me lea una de las dos o tres personas que me conocen en realidad y se pregunten a si mismas...

¿Será conmigo esto que ella escribe?

¿La conoceré en realidad?

En realidad puedo responder que sí te lo preguntas entonces no me conoces. Y si te lo aseguras con supremacia tampoco me conoces.

Conocerme no es un lujo, ser parte de mi vida menos. Pero es una aventura que nunca tiene tonos grises. Y si los tiene, duran muy poco en mi camino.

¿Cambié?

No, en realidad sigo siendo la misma, solo aprendí a callar, a golpear, a morder, aprendí a mantenerme lejos para no herir a más personas desesperadas, rotas, gritando en busca de mi atención.

Aprendí que mi Fe me mueve y que solo eso necesito para vivir. Y es que nunca podrán apagar toda la Fe que Dios me ha dado para continuar viviendo en este mundo que se cae a pedazos.

Puedo escapar de todo lo que siento con tan solo una llamada pero no quiero correr en la dirección contraria, no quiero llorar más noches pensando que hago lo incorrecto búscando tu mirada en otros ojos, no quiero seguir cantando sin luz, no quiero seguir leyendo entre mis propias lineas. Sé que eres el norte y yo el sur. Continentes distintos. Pero mientras camines bajo el mismo cielo que yo. Mi corazón seguirá latiendo.

Al final de todo este montón de palabras.... ¿Quién no se ha enamorado de un imposible?

Yo también soy el imposible de una persona y esa persona capaz sea el imposible de alguien más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario