Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 21 de noviembre de 2011

HADA DORMIDA

Un día prometí a la luna quedarme para siempre en la playa del tiempo, para así nunca olvidarte. Llorando lágrimas de sal, pronuncié tu nombre, juré amarte y esperarte.

Desde ese día camino sobre mis propias huellas, una y otra vez, al lado de esos pocos pero eternos pasos que has dejado en la arena, para que así pueda encontrarte en pedazos de tiempo.

Cada día me hacia fuerte en esperanza y grande en sueños. me sentia niña jugando e imaginando tu llegada, me sentia mujer pensando en tu aroma y anciana contando las horas que tu ausencia llevaba presente.

Barcos se acercaban a mi muelle, cansada ya de naufragos en mi puerto, decidí romper madero a madero ese muelle al que un día llamé corazón. Sólo esperando tu regreso, deje una luz encendida para que no te perdieras en el camino hacia mi playa.



Te esperé, y asi pasaron los días. Te lloré, hasta quedarme dormida.

Grité de ira al mar por tu partida, Corria búscando ver la estrella más brillante, búscando tu voz, tu sonrisa, tu mirada, me has salvado una y otra vez haciendo la noche más clara.

A la luna Le pedí respuestas, nunca las obtuve.

¿Serás el silencio? ¿SERÁS TÚ, TAN SOLO UNA ESTRELLA QUE TENDRÉ QUE MIRAR DESDE LA TIERRA?.

¿Puedes voltear a ese último abrazo y ver cómo me derrumbo en tus brazos?

Y así muchos días pasaron... Muchas olas me golpearon y aún así me levanté.

Pero cuando la tormenta destruyó las huellas que habiamos dejado. Solo me quedaba mirar el cielo.
¿Será que mi espiritu se quebró en miles de pedazos?.

Y así suplicándole al mar que te trajera de regreso a mi puerto. Recibiendo tormentas y días soleados me he vuelto una piedra más, en las arenas del tiempo.

¿Volverás?...

Te sigo esperando, pero esta vez cuando regreses, ya no seré la misma, ni mis labios seran blandos. La hiel de tus puñales me ha secado.

¿Cómo puede latir un corazón marchito sin vida?

Te esperé, te lloré hasta quedarme dormida... Amé tu ausencia y tu silencio. Tu recuerdo y tu voz.

No vuelvas, ya me has matado....

Más aún así, siempre te seguiré esperando.

Vuelvas o no, contigo o sin tí;  Te seguiré amando.

1 comentario: